Basquet Masculino

noticias

Con un heróico Chaine, el Grana se metió en Reclasificación
12.04.2022

Con un heróico Chaine, el Grana se metió en Reclasificación

Lanús venció 77-70 a Quilmes de Mar del Plata, como local, con un cierre descomunal del pivote cuando más lo necesitaba el equipo. Así se medirá con Villa Mitre, en una serie al mejor de tres juegos.

Ese acceso al paraíso, al terreno pretendido y anhelado, se trastocó raudamente en una pesadilla. Una ráfaga furiosa sacudió todo en su interior y lo sumió en un desenlace complejo. De acariciar el pasaporte a la siguiente etapa, a sentir que se le escapaba de las manos, como arena escurridiza.

En ese instante aciago, Lanús encontró en su líder, en su máximo referente, el agua para apagar el fuego de Quilmes de Mar del Plata y desde el aporte de Sebastián Chaine halló los recursos para sellar el definitivo 77-70, con el que se impuso en el play-in y avanzó a la Reclasificación.

El nudo de esta historia se centra en los seis minutos finales del cotejo, porque en ese momento el Granate obtuvo una renta muy profunda de 70-56. El reloj parecía convertirse en un aliado para el local, no obstante el Cervecero se reactivó, reaccionó con fiereza y estampó un parcial 14-2 para acercarse 72-70, con 1:20 en el electrónico. Toda esa solvencia de Lanús se reconfiguró en fantasmas, en dudas y ahí surgió entre las tinieblas Chaine, primero con un doble sobre la chicharra con 37 segundos y después con un triple que sentenció el pleito, a falta de 15 segundos.

Claro que el pivote no solo se cargó el equipo al hombro en el desenlace, cuando al dueño de casa le costaba horrores construir ofensivas y no lograba escapar del asedio del oponente, ya que también redondeó una faena muy positiva con 15 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias y 1 recupero en 25 minutos. Además, disfrutó del acompañamiento del juvenil Lucas Di Muccio con 14 unidades (4/7 en campo) y 2 recobres.

El Granate y el Cervecero escribieron una historia de playoffs, con mucho nervio, muchos roces, la gravitación del aspecto anímico y un trámite peliagudo. Lo que se ratificó en ese primer cuarto equilibrado, que culminó 17-17, donde Franchino (8) y Ecker (9) lastimaron en cada bando.

La energía de Di Muccio, Roveres y Ryan le trajeron aire fresco a Lanús en el segundo capítulo. Con esa formación alternativa consiguió dominar el trámite 36-29, aunque un cierre de Skidelsky (4) acercó a Quilmes para retirarse a vestuarios abajo 36-33.

El tercer capítulo se caracterizó por las pérdidas, por los yerros, las malas lecturas y las ejecuciones dubitativas. El visitante se movió al son de Gago (9), mientras que en el local lastimó Chaine (6) en la pintura, un problema de difícil solución para el oponente. La paridad se mantuvo y el dueño de casa pudo clausurar arriba 55-51, por un parcial 5-0 .

El último episodio se cristalizó el mejor momento de Lanús, que con los criados en la casa Di Muccio (4) y Roveres (8) estampó un parcial 15-5, para acaparar la máxima de la noche 70-56. Luego, se construyó esa remontada épica de Quilmes, que estuvo a punto de revertir la historia sino fuese por la personalidad de Chaine.

Lanús 77: Gago 3, Ortiz 6, Kelly 5, Franchino 11, Chaine 17 (Fi); Di Muccio 14, Roveres 10, Bruna 5, Ryan 8 y Chiabotto 0. DT: Sebastián Burtín.
Quilmes 70: Gago 16, Negrete 18, Ecker 12, Castellani 10, Nally 1 (Fi); Arraiz 2, Skidelsky 4, González 1. DT: Manuel Gelpi.
Estadio: Antonio Rotili.
  

  

 

Noticias relacionadas