Cultura

noticias

El EDC presente en la Feria del Libro
12.05.2015

El EDC presente en la Feria del Libro

Ayer se realizó la ya clásica charla- debate “Libros y Fútbol, amores universales”.

El último día de la Feria Internacional del Libro de la Ciudad de Buenos Aires dio lugar para que se desarrollara  en la Sala Jorge Luis Borges la charla convocada por el Encuentro de Departamentos de Cultura de los Clubes de Fútbol afiliados a AFA.

En esta oportunidad contaron con la participación del entrenador de Lanús Guillermo Barros Schelotto, el presidente del club Dr. Alejandro Marón, el exfutbolista Rubén Cabria, el escritor Diego Tomassi, el periodista Ariel Senosiaín y exfulbolista Rodolfo Micheli. La misma tuvo la conducción de Germán Bermúdez.
Diego Tomassi tomó la posta y arranco la charla haciendo una relación entre la relación que existe entre el fútbol y la lectura donde la pasión era el primer factor común. Acerca de cómo el fútbol, al igual que los libros, puede sorprender, contar historia y despertar emociones.

El mago Capria se refirió a la importancia que debe tener la formación académica en los chicos que quieren dedicarse al deporte, más allá de llegar o no a jugar en primera división. “Yo hice un esfuerzo enorme para llegar ya que venía de una ciudad como General Belgrano, pero no dejé de dedicarle tiempo al estudio. Les aconsejo que no vean al fútbol y al estudio como algo opuesto, piénsenlo como una herramientas para el día después”.

Entre el público presente estuvieron muchas de las categorías de inferiores de fútbol de los distintos clubes participantes. Ellos escucharon con atención los consejos que daban los profesionales.

Alejandro Marón destacó que para Lanús la importancia de la formación en el club no es solamente una frase hecha sino que es un pilar fundamental en la institución, que cuenta con un instituto con todos los niveles de educación para los habitantes de la ciudad y de cómo esa formación es una condición innegociable con las categorías inferiores del fútbol granate.

Además, resaltó el valor social que tienen los clubes sin importar su tamaño, siendo un entramado enorme donde se incluye a los chicos en el deporte.
“Hoy los deportistas no se destacan solamente por su condición física sino por la actitud que tengan en la vida, no tienen que despreciar a la formación fuera de la cancha y sobretodo escuchen a los profesionales que han tenido un recorrido, han estado en otros clubes y ganado cosas importantes, les va a ser de gran ayuda para su profesión”.  Al finalizar, valoró el trabajo que realizan de manera silenciosa de los departamentos de cultura.  

Luego fue el turno del periodista Ariel Senosiaín  que se dirigió a los juveniles presentes: “Mi humilde consejo como periodista amante del fútbol,  lo tomo de Marcelo Bielsa,  es que no pierdan el espíritu amateur, la solidaridad, las ganas de jugar, recordando porque les gusta tanto jugar al fútbol y la importancia de valorar la lectura que capaz no los va a hacer mejores jugadores sino que mejores personas.”
Uno de los momentos más esperados fueron las palabras de Rodolfo Micheli que habló acerca de los cambios que ha sufrido el fútbol y del lo difícil que era formarse ya que no tenía en sus espaldas una institución fuerte que lo capacite o apoye.

El último en exponer fue Guillermo Barros Schelotto: “La lectura influye en la capacidad de comprensión y desarrollo, que ayuda a tener una vida más completa”, comentó el técnico de Lanús  y agregó: “Lo primero que se me vino a la cabeza cuando me invitaron a participar fue un texto de Galeano que le leí hace un tiempo, este finalizaba con los sentimientos encontrados que tenía el escritor al terminar con su obra y lo relaciono con la experiencia que experimentan los jugadores y técnicos cuando terminan un partido, donde te invade esa sensación melancólica que aunque ganes o pierdas ese partido ya terminó”.

A su vez, se dirigió a los más chicos y les comentó: “Cuando terminé la secundaria, arranqué la carrera de abogacía y a casi al mismo instante comencé a jugar en primera y la abandoné. Hoy me arrepiento de no haber realizado ambas, ya que me di cuenta que con esfuerzo hubiera sido posible, porque son cosas que van de la mano”.

Al final, dicho público pudo preguntar e interactuar con los invitados, donde volvieron a surgir anécdotas y momentos memorables de los participantes. El EDC agradeció la participación desinteresada de los miembros de la mesa que volvieron a ratificar que los libros y el fútbol son dos pasiones que van unidas desde siempre.

Noticias relacionadas