Futbol Profesional

noticias

El Grana homenajeó a Bari con un enorme triunfo
06.08.2015

El Grana homenajeó a Bari con un enorme triunfo

En un marco por demás emotivo, Lanús avanzó a octavos de final de la Copa Argentina 2014/15 al vencer a Nueva Chicago por 3-0. Dos tantos de Gustavo Gómez y otro de Sergio González sellaron la victoria.

Según los sueños de la quiniela, el número 15 representa a la Niña Bonita. En cancha de Huracán, sin embargo, adquirió un nuevo significado: la emotividad. Con el recuerdo intacto de Diego Barisone, Lanús tuvo una gran tarde y avanzó a los octavos de final de la Copa Argentina 2014/15. Triunfo 3-0 ante Nueva Chicago y un sentido homenaje para un ángel que, pese a tener alma tatengue, por siempre será granate.

Desde el comienzo del partido el equipo de Guillermo Barros Schelotto hizo valer su jerarquía. Pese a algunas intenciones ofensivas de Chicago, no se produjeron sobresaltos ni llamadas de atención notorias en la última línea del Grana. Al tiempo que el conjunto de Mataderos cometió graves errores en pelotas aéreas y detenidas, argumentos en los que radicó la abultada diferencia.

En una competición en la que las sorpresas abundan, resultsa vital que Lanús haya ganado de la forma en la que ganó. Pocos minutos habían transcurrido desde el pitazo inicial y Gustavo Gómez ya había festejado el primero de sus tantos. Acompañado por un emotivo festejo con la camiseta de Barisone como bandera. El Torito buscó encontrar la manera de llegar a tierra firme, pero fue otra vez el zaguero paraguayo el encargado de frustrar su camino cerca de la orilla. Una nueva desatención en el área que fue capitalizada y convertida en el 2-0.

La mayor parte del capítulo final sobró. Un soberbio remate del Pampu González (segundo festejo de volea en el semestre) sentenció el placar. Pese a esto, el elenco del Mellizo siguió merodeando la portería del Oso Sánchez e, impulsado por un muy activo Oscar Benítez, pudo haber conseguido más goles. Además de Junior, sobresalió Fritzler en el corte y se apreciaron cosillas interesantes de Gonzalo Castellani, que poco a poco demuestra todos sus recursos técnicos.

Las lágrimas invadieron los ojos de los presentes en el Ducó. El Granate le rindió una pequeña ofrenda con un partidazo pero seguramente irá por más. Y Bari lo acompañará desde donde esté, como lo hizo en Parque Patricios.

Noticias relacionadas