Futbol Profesional

noticias

El Grana quiso, pero Boca no lo dejó
19.04.2015

El Grana quiso, pero Boca no lo dejó

Lanús no se resignó jamás pero no pudo quebrar al Xeneize, que se impuso por 3-1 en La Fortaleza. Víctor Ayala había adelantado al dueño de casa; en tanto, Federico Carrizo, Cristian Pavón y Nicolás Lodeiro revirtieron el marcador para la visita.

Se antojaba como una prueba complicada. Por la calidad y presente del rival. Por la jerarquía de sus individualidades. Lanús jugó con la enjundia de siempre pero no pudo doblegar a Boca, que se impuso por 3-1 en el cierre de la jornada dominical.

El cronómetro solo registraba un minuto cuando el marcador se sacudió por primera vez. Tras una enorme maniobra colectiva del Grana, ideada por el Bicho Aguirre, llegó un centro de Ortiz que Víctor Ayala empujó a las redes. Con esta ventaja, Lanús buscó aplicar con mayor solvencia su libreto intenso y batallador. Y lo logró por momentos.

Fritzler y el Marciano atoraron el circuito de juego de Nicolás Lodeiro durante el pasaje inicial, pero lentamente el uruguayo salió de esa prisión y asumió la responsabilidad de crear. El oriental llevó al Xeneize a jugar en campo local y lastimar por el sector custodiado por Alejandro Silva y Ayala. A raíz de esta situación se desencadenó el empate parcial, firmado por Federico Carrizo.

Pese a no mostrar todas sus luces, el cuadro de Guillermo Barros Schelotto tocó la puerta de Sara con peligrosidad en varias oportunidades. Lucas Melano y Marcos Astina conformaron una dupla interesante en ataque, mas no gozaron de eficacia. Por su lado, el ingreso de los juveniles Gonzalo Di Renzo y Sergio González fue auspicioso, pero la última línea contraria desbarató cualquier posibilidad de resurrección granate.

Otra vez Lanús padeció a la salida de un corner mal ejecutado. Pasó ante Argentinos Juniors y sufrió un gol. Pasó contra Banfield pero no ocurrieron mayores inconvenientes. Pasó anoche y las redes de Monetti volvieron a ser vulneradas. Maxi Velázquez intentó evitar la caída de su valla pero Pavón impidió esa intención.

Con el juego agonizando, Lodeiro sentenció el tanteador desde el punto fatídico. El disparo, abajo a la izquierda, resultó inatajable para el Mono.

Noticias relacionadas