Prensa

noticias

“Nos vamos superando”
10.07.2017

“Nos vamos superando”

El vicepresidente segundo del Club Lanús, Juan Manuel Rellán, compartió sus sensaciones de la exitosa edición de la maratón.

En el marco de esa sana costumbre, las calles de la ciudad se invadieron con esa marea color granate. Otra vez la institución abrió sus puertas a un mega evento, que fiel al instinto reinante brindó una nueva evolución. El Club Lanús desarrolló la XXIII edición de la maratón, en el feriado nacional del 9 de julio, con una concurrencia fantástica.

Esta fiesta del deporte generó imágenes grandilocuentes, y más allá del clima esquivo, se disfrutó de una carrera de excelencia. Con el objetivo de analizar la organización, el vicepresidente segundo del club, Juan Manuel Rellán, dialogó con el sitio oficial. En primera instancia, el directivo compartió sus sensaciones y sostuvo: “Cada año nos vamos superando en relación con la organización, inscripción y convocatoria. Este año no fue tan estresante desde lo organizativo porque teníamos todo aceitado”.

Respecto a las modificaciones, Rellán describió: “Desde lo económico fuimos puntualizando en algunas cuestiones, porque antes terciarizarbamos varios servicios y ahora por ejemplo fiscalizamos nosotros en distintos puntos de la carrera, así como compramos el arco de inicio”.

A la hora de explicar la cantidad de participantes, el dirigente exteriorizó: “Entre las tres distancias nos pusimos como tope dos mil corredores. Lo que hicimos esta vez fue re direccionar cupos de la de 2,5 K hacia las de 10 y 21. Desde lo logístico la maratón está pensada en esa cantidad total”.

Dentro de las particularidades de esta XXIII edición, Rellán destacó: “El ganador de los 21K batió su propio récord de carrera de calle, así como rompió el tiempo de nuestra carrera con su registro de 1:04:42. Los corredores de elite ya tienen a nuestra maratón en su calendario, lo que habla de la evolución. Asimismo, apuntamos a todo tipo de atleta, desde los profesionales, los que entrenan habitualmente y aquellos que lo hacen como un hobbie”.

La movida titánica implica un gran esfuerzo, muchas horas de planificación, así como una inversión económica. En esa línea, el presidente del Departamento de Coordinación explicó: “Cuando comenzamos la intención de la cerrera no era solo ser un evento institucional y social de importancia, sino también que no generara un inconveniente a la tesorería del club. A partir de un gran trabajo de excelencia con distintas áreas logramos superar el rédito económico para Lanús y este año duplicamos. En definitiva también es un éxito económico”.

Para culminar, Rellán valoró el trabajo mancomunado, por eso manifestó: “Hay que destacar la dedicación de los dirigentes del departamento, de las subcomisiones, de los directivos, de los profesores, sin toda esa colaboración no se podría dar una carrera de esta calidad”.

  
 

Noticias relacionadas