Redees

noticias

Ser diferente puede ser algo bueno
22.04.2015

Ser diferente puede ser algo bueno

En el “Día Mundial de la Concientización del Autismo” el Club Atlético Lanús dio el presente con el gran equipo de Re.De.Es. (Recreación y Deportes Especiales), con el impulso de su coordinadora Ana Laura Fracassi y de Gastón Presas.

El 2 de abril fue declarado “Día Mundial de Concientización sobre el Autismo”.  Esta forma particular de percibir el mundo se debe a un trastorno neurobiológico complejo del desarrollo que afecta la comunicación y la interacción social. También es conocido como TGD (Trastorno Generalizado del Desarrollo) o TEA (Trastorno del Espectro Autista). Gastón Presas es el padre de Bautista, y juntos fueron a Plaza de Mayo con sus remeras azules (color que los identifica por ser como el mar, con días hermosos o de tormenta); este papá aclara que el autismo no es una enfermedad, sino una condición. Y cita una frase de un famoso doctor para simplificar el concepto, “es un sistema operativo diferente”.

Gastón Presas demuestra en su vida cotidiana sus ganas de que el mundo hable de autismo;  confiesa que antes solo conocía la palabra y el mal uso que se le daba en todos los ambientes sociales. Hoy conoce el autismo de cerca, sabe como ayudar y como detectarlo. Cuenta que  hay distintos  trastornos que integran los TEA : el  síndrome de Asperger, síndrome de Rett, trastorno desintegrativo de la infancia y trastorno generalizado de desarrollo no especificado.  Cada persona dentro del espectro es distinta a otra con igual diagnóstico, de ahí lo complicado de su tratamiento.
 
Para Gastón como para otros padres, todos los días del año son 2 de abril, ya que están permanentemente concientizando y realizando distintas tareas para que sus hijos puedan tener una mejor calidad de vida.Mencionó la gran discriminación que sufren sus hijos, que  son observados por sus actitudes, gritos o posturas que a otros les parecen ridículas o raras. No se permiten conocerlos por sus sonrisas o por el amor que brindan. “Mi hijo Bauti, de nueve años solo fue invitado a jugar a la casa de un amigo en una oportunidad”, declaró. Y posteriormente agregó: “Y muchas veces esa discriminación se traslada a los hermanos, como sucedió con mi hijo más chiquito, Santiago.”

Una buena forma de colaborar sería brindarles una sonrisa sincera. Hacer que se sientan bienvenidos. Enseñarles con amor. De esto entienden mucho los chicos de Re.De.Es. del Club Atlético Lanús, quienes el 2 de Abril colmaron un micro de materiales y sonrisas, con una inmensa pasión para brindar en la Plaza de Mayo.  Realizaron actividades de integración y recreación para todos los chicos.

Para finalizar el padre de Bautista recalca estar profundamente agradecido con los chicos de Re.De.Es y sus ganas de abrazarlos a todos, y sintetiza el orgullo que siente señalando que: “Plaza de mayo se vistió de azul y Re.De.Es. del Club Atlético Lanús puso la diferencia”.

Noticias relacionadas